Tag Archives: manifiesto

Tal día hará un año

Existe un dicho que expresa indiferencia hacia un hecho o que se da poca importancia: "tal día hará un año". Pero en este caso, estamos justo en la situación contraria. La Red de Innovación Pública (XIP, por sus siglas en catalán) celebra hoy su primer año, orgullosa de haber llegado donde está ahora, pero también anhelando con fuerza seguir creciendo para convertirse en aquello para lo que fue creada: ser un referente en la renovación de la administración pública. Como comentábamos, su andadura se inició justo hoy hace un año, en un lugar de Barcelona nos encontramos un grupo de profesionales del ámbito público que queríamos, y aún queremos, renovar la Administración Pública reforzándola como garante del Estado del Bienestar. Nuestro principal objetivo fue, y lo sigue siendo, aportar nuestro conocimiento para innovar en los servicios públicos que la Administración ofrece a la sociedad.

Llegeix-ne més

Manifiesto de la XIP: ¿Por qué la Red de Innovación Pública (XIP)?

SolLa Administración ofrece servicios para hacer la vida de la ciudadanía más fácil, y ésta, sin embargo, continua manteniendo una visión negativa sobre la base de unos argumentos relacionados con la productividad y la estabilidad laboral de sus profesionales. Tras ese desencuentro, se hallan muchos años de una relación de poder asimétrica a favor de la primera. Pero los tiempos cambian y ahora, desde la Administración, muchas personas tienen interés en enderezar esta relación truncada.

Por suerte para las dos partes, ha surgido un aliado: Internet. Actualmente se basa en facilitar la interrelación de personas y organizaciones en red social; una tecnología que simplifica enormemente los cambios en los procesos de trabajo y que trastoca todos los ámbitos profesionales. Y el de la función pública no puede quedarse al margen.

Se habla de la nueva Administración aplicándole un sinfín de etiquetas (colaborativa, abierta oGov, nuestra weGov…) para designar una misma cosa: un nuevo modelo integral de innovación pública que, superando el concepto de Administración electrónica (eGov), entendida como un mero conjunto de trámites y procesos digitales para relacionarse con la Administración, comprenda todo tipo de políticas, desde las de vivienda hasta los servicios de atención a la ciudadanía. Un modelo que tiene en cuenta elementos básicos de la gestión pública clásica (evaluación de la políticas públicas, calidad…) pero que la supera basándose en nuevos entornos productivos, de aprendizaje, gestión y relación, más alineados con la sociedad del conocimiento.

La XIP

Las organizaciones están transformando su actividad y razón de ser gracias a este cambio de paradigma social y económico. La Administración también ha de orientarse en esta dirección. Para avanzar, un grupo de profesionales hemos decidido organizarnos alrededor de la Red de Innovación Pública (XIP). Nos hemos propuesto unas líneas de trabajo conjuntas para compartir proyectos y buenas prácticas, conocimiento, noticias y, en definitiva, aprender todos juntos de nuestra experiencia y de la de los demás, y, al mismo tiempo, idear nuevos servicios con el resto de actores públicos (ciudadanía, proveedores, etc.) a partir del conocimiento de la Administración. Asimismo, deseamos contagiar al resto de personal nuestras ganas de irradiar ideas, propuestas y energía para el cambio en la organización.

Para conseguirlo, continuaremos inspirándonos en la transparencia (es importante que las administraciones abran los datos para su reutilización y ayuden a hacer más transparente la acción de administraciones y gobiernos), la participación (contar con la inteligencia colectiva de las personas) y la colaboración (avanzar hacia formas de cocreación en la elaboración de servicios y de políticas públicas). El objetivo principal es poner al ciudadano en el centro de las políticas y las acciones de la Administración.

Principios de la XIP

  1. Las personas son el principal activo para la Administración, aportan talento y creatividad.
  2. Se necesita un nuevo liderazgo que promueva una organización donde profesionales y ciudadanía se sientan satisfechos.
  3. El conocimiento es clave. Se debe fomentar el diálogo multidireccional en red.
  4. Alinear la cultura corporativa con la innovación, la asunción de riesgos, la productividad y los resultados.
  5. Diseñar procedimientos simples y eficientes contando con el conocimiento y la participación de las personas.
  6. Aprender en el lugar de trabajo, de manera colaborativa, también a partir de los errores.
  7. Impulsar una nueva gestión de la propiedad intelectual, como un intangible que añade valor a lo que realizamos.
  8. Personalizar los servicios que gestiona y presta la Administración.
  9. Utilizar tecnología emergente (virtualización, cloud computing y web 2.0).
  10. Articular formas de participación ciudadana para incidir en las políticas públicas.

Llegeix-ne més